La biotecnología de ayer y la biotecnología del mañana

Debido a su implicancia en numerosos campos, incluidos la medicina, el medio ambiente, la producción de alimentos y la agricultura, la biotecnología ha ganado recientemente una importancia significativa.

Este campo, que combina la tecnología y la ingeniería con otras ciencias como la biología, la química y la matemática, ha revolucionado la forma en la que comprendemos y trabajamos con los seres vivos y ha creado un potencial inmensurable para mejorar tanto nuestra calidad de vida y la de nuestro planeta.

El empleo de microorganismos para la fermentación de alimentos, como la fabricación de cerveza y pan, se remonta a miles de años atrás. Es posible que nuestros antepasados desconocieran lo que estaba pasando en ese momento, sin embargo, la biotecnología ha existido desde entonces. Este campo no tuvo un desarrollo significativo hasta el siglo XX donde se convirtió en una ciencia moderna. El descubrimiento de la estructura del ADN en 1953 por James Watson y Francis Crick, basado en la investigación de Rosalind Franklin, fue uno de los puntos de inflexión más significativos, ya que proporcionó el marco para el estudio de la genética y la ingeniería genética.

Avances médicos que fueron posibles gracias a los avances biotecnológicos a lo largo del siglo anterior, claro ejemplo el de la síntesis de insulina recombinante, que se usa para tratar la diabetes. Antes de este desarrollo, se usaban cientos de páncreas de cerdo para extraer una pequeña cantidad de insulina que solo era parcialmente compatible con las necesidades humanas.

Sin embargo, las bacterias genéticamente modificadas pueden fabricarla en grandes cantidades como resultado de la ingeniería genética. Es así como la insulina se volvió más accesible, significativamente menos costosa y se evitaron las respuestas alérgicas causadas por la insulina animal.

El desarrollo de tratamientos, que permiten la corrección de trastornos genéticos mediante la inyección de material genético “bueno” en las células enfermas, fue otro avance importante. El uso de este método en el tratamiento de enfermedades como la distrofia muscular y la fibrosis quística ha dado resultados alentadores. Además, la biotecnología ha desempeñado un papel fundamental en la creación de medicamentos de última generación, incluidos los anticuerpos monoclonales que se utilizan para tratar los trastornos autoinmunes y el cáncer.

Vemos expectantes los avances de la biotecnología contemporánea en los últimos años. Por ejemplo, el método CRISPR-Cas9 para la edición del genoma ha cambiado por completo la eficacia y precisión con la que podemos modificar y corregir genes. Esto mantiene la esperanza para los próximos años, ya que tiene la capacidad de erradicar los genes que causan enfermedades hereditarias, mejorar la resistencia de los cultivos a plagas y enfermedades e incluso corregir fallas genéticas.

La esfera de la agricultura también se ha beneficiado mucho del uso de la biotecnología. Los cultivos ahora pueden ser más productivos, más resistentes a las condiciones ambientales adversas y menos dependientes de los pesticidas y en su lugar utilizar microorganismos de biocontroladores. Estos avances ayudarán sin duda a resolver el problema alimenticio de un mundo en constante crecimiento.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar que la biotecnología también tiene parte en que hoy por hoy ya no debamos utilizar mascarillas y que el COVID-19 haya pasado a un segundo plano, pues las vacunas mRNA son unas de las mejores exponentes de la biotecnología de punta.

El potencial de la biotecnología es intrigante en el futuro. En campos como la terapia génica y la medicina personalizada, se prevé que el progreso sea más rápido y sustancial durante la siguiente década. Las nuevas tecnologías que nos ayudarán a comprender la genómica y la proteómica de lo que ocurre en nuestras células y en las de otros organismos nos seguirá asombrando y qué mejor día para emocionarse con todo esto que hoy, 16 de junio, día del ingeniero biotecnólogo, cuando podemos ya anticipar que la biotecnología seguirá generando descubrimientos y aplicaciones que nos ayudarán a percibir nuestro planeta y la humanidad de una manera más optimista.

¡A por más ciencia y biotecnología!

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>